martes, 23 de noviembre de 2010

Patricia Martín Aguilera. Ovejas eléctricas

Ovejas eléctricas


Sus faltas el reo ha recusado
contra el viejo techo de los hombres
tira piedras, el juez inexpugnable
empuña su línea de universo;
maldice su signo y se lamenta.

El panteón de luz fagocitario
nutre el sueño de los gólems,
mascan, densas e impalpables,
morfologías sutiles. Ficciones,
espesa digestión de la existencia,
múltiple Ygramul y solitario
gigante gaseoso. Se interroga

¿sueñan los dioses?

Tal vez, en sus confesiones,
rinden cuentas, se redimen
con los mortales misterios,
quizás, en sus oraciones,
buscan al ángel caído
cuando cae la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada