martes, 23 de noviembre de 2010

Concepción López Andrada. Poema

Mártir Bendita de la Nada


        La lengua seca en días fríos
no volverá a casa
        se quema por el camino:
déjala en paz.

        Dando vueltas en círculos
como una araña sobre una de sus patas pisoteada.

        Vuelve niña de pelo grasiento
todo el mundo te quiere ver.

        La puta-sola-monja
mira a la oscuridad
        siente lo que es la carne pelada por dentro
una tranquilidad que ahoga.

Vieja pesada chirriera
aún como circulada de placer
y sin mancha.

        Vuelve niña de pelo grasiento
todo el mundo te quiere ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada