martes, 23 de noviembre de 2010

María Solís. Verano


Verano


Ya es verano
porque ha caído un cuerpo en la piscina.

Una mujer actúa.
Hace de minutero, hace comedia.
Con la toalla separa
la tierra de la carne
y gira bajo el sol.
Una tercera mano le unta leche,
le unta aceite,
si aún es capaz de enrojecer.

El hijo
aún no sabe nadar.
Camina sobre el agua
en el canal donde se reproduce la infección.
Las bacterias le forman un pulmón de socorrista:
neumónico y viril.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada